CHINA TAMBIEN QUIERE INVADIR MAR DE CHILE, EXPLOTACIÓN DE LOS RECURSOS MARINOS

Mejorar la fiscalización y cuidar más eficazmente las especies marinas, evitar daño al ecosistema y coordinación con pesqueras y pescadores serían los objetivos del nuevo organismo

366
BARCOS CHILENOS CHINOS PEZCADOS INVASIÓN
Tiempo de Lectura: 4 minutos

Los barcos intrusos chinos que transitan frente a las costas de Chile para la extracción de calamar se convirtieron en uno de los motivos centrales para que legisladores chilenos propongan la creación urgente de un Ministerio del Mar que proteja la extensa costa del país sudamericano sobre el Océano Pacífico.

La permanente amenaza contra los recursos marinos de las costas de Chile, por mafias y depredadores, sería una de las razones para crear el ministerio del Mar

El vicepresidente del senado de Chile, Rabindranath Quinteros, habló de la “necesidad imperiosa” de que el país cuente con una cartera de ese tipo ante la amenaza que afrontan los recursos marítimos. El emplazamiento se hizo en medio de la realización del seminario “Mirada de Futuro: La pesca, los océanos y la economía de las zonas costeras”, en la Cámara Alta, donde participó, además, el embajador de Noruega en Santiago, quien narró la experiencia de su país que ya posee un Ministerio de Pesca.

En la cumbre, uno de los que expuso el punto sobre la principal necesidad de contar con esta cartera que actúe a favor de la conservación de los intereses marítimos, fue el decano de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Valparaíso, Ricardo Bravo, quien advirtió que existe un conjunto de situaciones complejas, como la pesca ilegal asentada en organizaciones ilícitas “que operan a modo de verdaderas mafias (…) por lo tanto, estamos ante la necesidad de proteger nuestros recursos con una política mayor”, indicó el académico.

Mafias en alta mar

.
Los barcos pesqueros chinos cruzan el Océano Pacífico frente a las costas de Chile desarrollando extracción de calamar

La referencia del académico, se hace justo a una semana de que la Armada de Chile hiciera publica la información respecto a la presencia de más 400 barcos chinos emplazados en aguas internacionales, muy cerca del territorio marítimo chileno frente a las costas del norte y sur de Chile. Según el reporte de la rama de las Fuerzas Armadas encargadas de la fiscalización en alta mar, el escuadrón asiático no se detuvo a desarrollar faena de extracción. Sin embargo, desde distintos sectores, se ha hecho el punto crítico referente a la necesidad de controlar eficientemente y con mayor constancia el movimiento de estos barcos.

Hace algún tiempo, tras conocerse la presencia de los barcos chinos en la zona geográfica ubicada frente a las Islas Galápagos en Ecuador, César Astete, de la organización Oceana Chile, indicó que la situación “Hemos evidenciado que en el desplazamiento hay algunas señales de posicionamiento satelital que dejan de recibirse. Por ejemplo, en el caso de estas 300 embarcaciones, actualmente se pueden identificar señales de 126”, detalló. Por eso se cree que muchos de estos barcos hoy se han transformado en barcos fantasmas, porque sin GPS se hace prácticamente imposible saber dónde están. Una realidad que genera incertidumbre entre quienes se dedican a la pesca en el país andino, por el inmenso riesgo de depredación de especies.

La problemática de Chile

Chile es uno de los diez países pesqueros más importantes del mundo. Con sus 4 mil kilómetros de costa, es el décimo con mayor zona económica exclusiva. De hecho, su larga franja de tierra sólo representa el 30% de su territorio. Todo lo demás, el 70% de su soberanía, es mar. Es así como el océano es parte fundamental de la geografía, de la economía y de la cultura de este país. Extensas zonas marinas han sido protegidas convirtiendo a Chile en referente de conservación. Además, están siendo discutidas leyes y medidas que beneficien la protección del mar. A pesar de ello, el panorama del océano en Chile no siempre es alentador. El 62% de sus pesquerías están sobreexplotadas o agotadas. La contaminación por la industria minera, energética y acuícola causa grandes estragos en la biodiversidad marina y la marea de plásticos también ataca en estos rincones del mundo.

Las causas de esta sobreexplotación son múltiples. Una de ellas es la pesca ilegal que, en los últimos años, ha duplicado y hasta triplicado sus volúmenes de extracción. La pesca ilegal es la actividad pesquera más lucrativa en el mundo. En Chile, genera 300 millones de dólares al año, según datos del Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA), la entidad de gobierno encargada de controlar la extracción pesquera. Ese dinero se traduce en unas 320 mil toneladas anuales de recursos marinos extraídos de manera ilegal. Si bien la clandestinidad de la actividad dificulta la capacidad de determinar con exactitud su alcance, el organismo gubernamental reconoce que, por ejemplo, la merluza común, el producto más vulnerable, es extraído en volúmenes que llegan a cuadriplicar las cuotas de extracción autorizadas.

.
El ministerio del Mar nacería para regular y fiscalizar la eficiente extracción de productos marinos en territorio marítimo chileno

Consultado por Infobae, el diputado chileno y presidente de las comisiones de Economía y Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Jaime Naranjo, se refirió a la situación advertida sobre la presencia de buques chinos frente a la costa de Chile y fue crítico respecto a la gestión de fiscalización. “Nuestro país sólo se ha remitido a señalar que se han respetado las 200 millas marítimas y yo creo que es una respuesta bastante insuficiente, porque esa acción depredadora que están haciendo estos barcos, obviamente que va a afectar el ecosistema marítimo”, señaló.

En el evento, en el cual se hizo el llamado para continuar con la legislación sobre la creación del ministerio del Mar, participaron además del vicepresidente de la Cámara Alta, Rabindranath Quinteros (PS), el embajador de Noruega, Jostein Leiro; la directora ejecutiva de Oceana Chile, Liesbeth van der Meer; el presidente de la Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur (Fipasur), Marco Ide y quien hizo hincapié en la necesidad de controlar las mafias de alta mar, el decano de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Valparaíso, Ricardo Bravo.

En esta línea, para el legislador Rabindranath Quinteros, que además integra la comisión de Pesca, el Estado tienen la “necesidad imperiosa” de contar con un Ministerio del Mar, pues, a su juicio, “es la única forma de que pueda mejorar la gestión y exista una real supervisión y atención hacia los océanos. Hoy el mar, el borde costero con todos sus recursos son administrados por distintos organismos y ministerios, lo que provoca descoordinaciones y retrasos en muchas acciones”, declaró.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 3)