cometa

#ESPACIAL #DESCUBRIMIENTO

Un científico aficionado vio un cometa nunca antes visto en los datos del Observatorio Solar y Heliosférico, SOHO: el número 4.000 en los 25 años de historia de la nave espacial.    

El cometa ha sido apodado SOHO-4000, a la espera de su designación oficial por el Minor Planet Center de la NASA. Como la mayoría de los otros cometas descubiertos por SOHO, SOHO-4000 es parte de la familia de los rasantes del sol Kreutz.    

La familia de cometas Kreutz sigue la misma trayectoria general, una que los lleva a través de la atmósfera exterior del Sol. SOHO-4000 es pequeño, con un diámetro en el rango de 5 a 10 metros, y era extremadamente débil y cercano al Sol cuando se descubrió, lo que significa que SOHO es el único observatorio que ha visto el cometa, ya que es imposible verlo desde la Tierra con o sin telescopio.

.

«Me siento muy afortunado de haber encontrado el cometa número 4.000 de SOHO. Aunque sabía que SOHO se estaba acercando a su descubrimiento número 4.000 de cometas, inicialmente no pensé que sería este rasante del sol», dijo en un comunicado Trygve Prestgard, quien vio por primera vez el cometa en los datos de SOHO. «Fue solo después de discutir con otros cazadores de cometas SOHO, y contar a través de los descubrimientos más recientes que la idea se hizo realidad. Me siento honrado de ser parte de un esfuerzo de colaboración tan sorprendente»

SOHO es una misión conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA. Lanzado en 1995, SOHO estudia el Sol desde su interior hasta su atmósfera exterior, con una vista ininterrumpida desde su punto de vista entre el Sol y la Tierra, a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta. Pero en las últimas dos décadas y media, SOHO también se ha convertido en el mejor buscador de cometas en la historia humana.

La destreza de caza de cometas de SOHO proviene de una combinación de su larga vida útil, sus instrumentos sensibles enfocados en la corona solar y el trabajo incansable de científicos ciudadanos que recorren los datos de SOHO en busca de cometas no descubiertos previamente, que son grupos de gases congelados, rocas y polvo que orbitan el sol.

Descubierto el cometa número 4.000 por el observatorio solar SOHO

«SOHO no solo ha reescrito los libros de historia en términos de física solar, sino que, inesperadamente, también ha reescrito los libros en términos de cometas», dijo Karl Battams, un científico espacial del Laboratorio de Investigación Naval de EE.UU. en Washington, DC, quien trabaja en SOHO y gestiona su programa de búsqueda de cometas.

.

La gran mayoría de los cometas que se encuentran en los datos de SOHO provienen de su instrumento coronógrafo, llamado LASCO. Al igual que otros coronógrafos, LASCO usa un objeto sólido, en este caso, un disco de metal, para bloquear la cara brillante del Sol, permitiendo que sus cámaras enfoquen la atmósfera externa relativamente débil, la corona. La corona es fundamental para comprender cómo los cambios del Sol se propagan en el sistema solar, lo que convierte a LASCO en una parte clave de la búsqueda científica para comprender el sol y su influencia.

 Pero enfocarse en esta región débil también significa que LASCO puede hacer algo que otros telescopios no pueden: puede ver cometas que vuelan extremadamente cerca del Sol, llamados rasantes del sol, que de otro modo son bloqueados por la intensa luz del Sol e imposibles de ver. Es por eso que casi todos los 4.000 descubrimientos de cometas de SOHO provienen de los datos de LASCO.

 Como la mayoría de los que han descubierto cometas en los datos de SOHO, Prestgard es un científico ciudadano que busca cometas en su tiempo libre con el Proyecto Sungrazer. El Proyecto Sungrazer es un proyecto de ciencia ciudadana financiado por la NASA, administrado por Battams, que surgió de los descubrimientos de cometas por científicos ciudadanos al principio de la misión de SOHO.

«He estado involucrado activamente en el Proyecto Sungrazer durante aproximadamente ocho años. Mi trabajo con los rasantes del sol es lo que solidificó mi interés a largo plazo en la ciencia planetaria», dijo Prestgard, quien recientemente completó una maestría en geofísica de la Universidad Grenoble Alpes en Francia. «Disfruto la sensación de descubrir algo previamente desconocido, ya sea un agradable cometa «en tiempo real» o uno «olvidado» en los archivos».

En total, Prestgard ha descubierto alrededor de 120 cometas previamente desconocidos utilizando datos de SOHO y la misión STEREO de la NASA.

Este descubrimiento del cometa número 4.000 se produjo antes de lo que los científicos esperaban inicialmente, un subproducto del trabajo en equipo de SOHO con la misión Parker Solar Probe. En coordinación con el quinto sobrevuelo del Sol de Parker Solar Probe, el equipo de SOHO realizó una campaña de observación especial a principios de junio, aumentando la frecuencia con la que el instrumento LASCO toma imágenes de la corona del Sol, y duplicando el tiempo de exposición de cada imagen. Estos cambios en las imágenes de lasco fueron diseñados para ayudar al instrumento a detectar señales débiles que luego pasarían sobre la sonda solar PARKER

«Dado que la sonda Solar Parker estaba cruzando el plano del cielo visto desde la Tierra, las estructuras que vemos en los coronógrafos de SOHO estarán en el camino de Parker Solar», dijo Angelos Vourlidas, astrofísico del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, que trabaja en las misiones Parker Solar y SOHO. «Es la configuración óptima para hacer este tipo de imágenes».

Estas imágenes más sensibles también revelaron una serie de cometas que, en función de su brillo, habrían sido demasiado débiles para ver en las imágenes regulares de SOHO de menor exposición. 

SOHO generalmente ve un aumento en los descubrimientos de cometas cada junio, porque la posición de la Tierra en el espacio coloca a SOHO en un buen ángulo para ver la luz solar reflejada en los cometas que siguen el camino de Kreutz, una familia de cometas que representa aproximadamente el 85% de los cometas descubiertos por SOHO.

Pero en junio se descubrieron 17 cometas en los primeros nueve días del mes, alrededor del doble de la tasa normal de descubrimientos.

 «Nuestro tiempo de exposición es el doble, por lo que estamos reuniendo mucha más luz y viendo cometas que de otro modo son demasiado débiles para que podamos verlos, es como cualquier fotografía de larga exposición», dijo Battams. «Es posible que si duplicásemos el tiempo de exposición nuevamente, veríamos aún más cometas».