El centro y este de Japón en alerta por la llegada del tifón Faxai

El fuerte tifón Faxai pasará cerca de la capital japonesa la noche del 8 al 9 de septiembre, advierten los meteorólogos del país.

Según el centro meteorológico nacional, en el área metropolitana habría hasta 300 milímetros de precipitación en las próximas 24 horas y que la velocidad del viento podría alcanzar 40 metros por segundo.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) puso hoy en alerta a varias prefecturas del centro y este del país por lluvia torrenciales y viento ante la inminente llegada del poderoso tifón Faxai.

.

Se espera que Faxai, el quinceavo tifón de la temporada en el Pacífico, toque tierra durante la madrugada entre el domingo y el lunes en torno a la región oriental de Kanto, donde se encuentra Tokio.

La JMA ha decretado la alerta roja (segundo nivel más alto) para las prefecturas de Tokio, Chiba y Kanagawa.

La tormenta, calificada de “fuerte” y que arrastra rachas de viento de unos 215 kilómetros por hora, se encontraba a las 12.45 hora local (3.45 GMT) a unos 120 kilómetros al sur de la isla de Hachijojima.

Se espera que atraviese el este y noreste de la isla de Honshu, la mayor del archipiélago, y vuelva a desplazarse al Pacífico mediado el lunes.

Para las próximas 24 horas, la JMA prevé que Faxai traiga precipitaciones de unos 80 milímetros por hora en el centro y este del país.

.

De momento la operadora de la ruta de tren bala entre Tokio y Osaka (oeste del país) ha anunciado que reducirá los servicios en la noche del domingo.

​Debido al mal tiempo ya fueron cancelados 206 vuelos nacionales e internacionales previstos para el 8 y el 9 de septiembre desde los aeropuertos de Narita y Haneda.

Según el canal NHK, dos millones de personas, habitantes de las prefecturas de Shizuoka y Kangawa, están en alerta de evacuación, 4.000 de ellos ya recibieron recomendaciones para ser evacuados.

Por el momento, el tifón se encuentra a 170 kilómetros al sur de la isla de Oshima y se dirige hacia noroeste con la velocidad de 30 kilómetros por hora.

La presión atmosférica en el ojo del ciclón es de 950 hectopascales. Las ráfagas del viento alcanzan 60 metros por segundo.