El último pronóstico del NOAA NWS National Hurricane Center sobre el huracán Dorian incluye una amenaza de marejadas ciclónicas en áreas costeras.

Mientras usted y su familia se preparan para la tormenta, asegúrense de revisar sus planes de desalojo. Muchos sitios tienen servicios de transporte y refugio para ayudarle estar seguro.

La marejada ciclónica es una inundación costera asociada con un sistema atmosférico de baja presión. La marejada ciclónica es principalmente producto de los vientos en altura que empujan la superficie oceánica. El viento hace que el agua se eleve por encima del nivel del mar normal.

Aunque los vientos con fuerza de huracán pueden desprender los techos de las casas, es el agua —las marejadas ciclónicas, las inundaciones, el oleaje y los ahogamientos en el mar— la que provoca casi nueve de cada 10 muertes en un huracán como Florence.

.

La marejadas ciclónica popularmente se compara con el tsunami

Las marejadas ciclónicas no son muros de agua como los de un tsunami, según suele creerse. Las generan los vientos de un huracán que soplan incesantemente hacia la playa; son una especie de cúpulas de marea alta que se forman a medida que el mar se extiende tierra adentro. Esta marea alta tiene olas destructivas en la superficie, y ocurre aparte de las mareas normales.

“Es el océano pero con un nivel elevado”, dijo el experto en marejadas ciclónicas Hal Needham, director de Marine Weather and Climate (Clima y Ambiente Marino), una organización de Miami especializada en el análisis de riesgos de inundaciones para comunidades costeras. “No es una ola para surfear. Se trata en realidad de un incremento en el nivel del océano. Por eso es tan aterrador”.

La marejada ciclónica tiene la misma velocidad del huracán, es decir que el agua del mar cobra de pronto —no hay manera de predecir el momento de la storm surge— el poder para avanzar en cuestión de minutos.

El caso más conocido de la devastación que puede causar la marejada ciclónica se vio tras el paso del huracán Katrina, en 2005. “Al menos 1.500 personas perdieron la vida durante Katrina y muchas de esas muertes ocurrieron, directa o indirectamente, como resultado de la storm surge”, ilustró el NHC. La inundación llegó a 9 metros (30 pies) por encima de lo normal.

.

Llamar al 911 no es una opción durante la marejada ciclónica: los autos no pueden moverse mientras sube el agua, que muchas veces en innavegable con botes. Dentro de una casa, una vez que la puerta cae por el peso del agua, las personas son impulsadas contra los objetos como en los rápidos de un río: no es posible maniobrar contra la fuerza y la velocidad.

No solo las zonas costeras están en riesgo. Las marejadas ciclónicas también invaden ríos y esteros. Y el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham, dijo que eso representa una preocupación especial respecto a Florence.

“Esas bahías, esos ríos y esas ensenadas, hay tanta marejada ciclónica que literalmente se le obliga al agua a fluir en la dirección opuesta”,comentó Graham. “Puede haber marejadas ciclónicas incluso millas tierra adentro”.