La OMS advierte que el número de casos de sarampión en el mundo se ha triplicado

La OMS advierte que el número de casos de sarampión en el mundo se ha triplicado

.

El número de casos de sarampión en siete meses de 2019 ya ha superado al total registrado en todo 2018.

Los brotes de sarampión continúan propagándose rápidamente. En los siete primeros meses de 2019 se reportaron en el mundo 364.808 casos de sarampión, tres veces más que los 129.239 en el mismo periodo de 2018, ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS), que destaca cómo la incidencia de la enfermedad en África se ha multiplicado por diez.

Los tres países más afectados en el periodo han sido Madagascar (127.000 casos), Ucrania (54.300) y la República Democrática del Congo (7.500), según ha señalado hoy en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, quien ha subrayado que el número de casos en siete meses ya ha superado al total registrado en todo el año 2018.

Así mismo, se han producido importantes brotes de esta enfermedad en países como Angola, Camerún, Chad, Kazajistán, Nigeria, Filipinas, Sudán, Sudán del Sur y Tailandia.

.

Entre los factores para el brote del Sarampió es la «desinformación y la falta de concienciación sobre la necesidad de vacunarse«

En Europa el número de casos registrados en los seis primeros meses del año ronda los 90.000, más que la cifra total de 2018 (84.000) y suponiendo un aumento del 120 por ciento (más del doble) con respecto a la primera mitad del pasado año.

La OMS también ha destacado que el número de casos en Estados Unidos (1.100) es el más alto en 25 años, e informó de aumentos del 50 por ciento en los enfermos en el Mediterráneo Oriental y del 230 por ciento en el Pacífico Occidental.

En lo positivo, la organización ha detectado un descenso del 15 por ciento de los casos reportados en todo el continente americano.

La enfermedad contagiosa, que puede prevenirse con la inoculación de dos vacunas durante la infancia, «está causando grandes pérdidas a los sistemas sanitarios, discapacidades y muertes en diversas partes del mundo», ha destacado el portavoz de la OMS.

.

Lindmeier ha advertido además de que los casos registrados por la OMS son sólo la punta del iceberg de la situación real, ya que se estima que sólo uno de cada 10 casos son reportados.

El aumento más drástico de casos se ha producido en África, donde se han multiplicado por diez desde el año pasado. La situación también ha empeorado muy rápidamente en la región europea de la OMS (que incluye países no miembros de la UE, como Israel, Ucrania y Rusia): ya se han registrado cerca de 90.000 casos en este año, más que aquellos contabilizados en todo 2018 (84.462). Los países más afectados son la República Democrática del Congo, Ucrania y Madagascar, azotados por epidemias desde hace meses.

Existe una vacuna segura y eficaz para prevenir la transmisión del sarampión, pero se estima que el 95% de la población debe inocularse para lograr la inmunidad colectiva   y evitar nuevos brotes.

Es alarmante que 20 millones de niños de todo el mundo —más de uno de cada 10 menores— no reciben la vacuna pertinente cada año, según datos publicados por Unicef .

Por eso, el sarampión todavía es una importante causa de muerte a nivel global, sobre todo entre los más pequeños. En 2017, último año del que hay cifras, se produjeron unos 110.000 fallecimientos en el mundo, principalmente de niños menores de cinco años.