El exembajador de Irán en el Vaticano, Hadi Khosroshahi, ha fallecido este 27 de febrero por coronavirus, informan medios locales. Murió a los 81 años en la ciudad de Qom.

En 1981, el clérigo y prominente científico fue elegido como el primer embajador de la República Islámica en el Vaticano.

EX EMBAJADOR DE IRÁN

Esta misma jornada se dio a conocer que Masoumeh Ebtekar, vicepresidenta de Asuntos de la Mujer y la Familia en Irán, dio positivo por el covid-19. El viceministro de Salud de Irán, Iraj Harirchi, y el legislador iraní Mahmoud Sadeghi también fueron diagnosticados con el covid-19 el pasado 25 de febrero.

.

El Ministerio de Salud iraní ha anunciado este 27 de febrero que se han registrado 106 nuevos casos del coronavirus en el país, lo que ha elevado el número total de personas infectadas a 245.

.

Además, el portavoz del Ministerio, Kianoush Jahanpour, ha declarado que un total de 26 personas en la República Islámica han fallecido por la enfermedad, causada por el covid-19.

Por su parte, el presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, afirmó esta jornada que “estamos en un punto decisivo” en la epidemia del coronavirus y advirtió que “ningún país debería asumir que no tendrá casos” porque “sería un error fatal”.

Para el responsable de la OMS, la propagación de covid-19 en países como Irán, Italia y Corea del Sur demuestra “la capacidad de este virus”.

PREOCUPACIÓN POR PAPA FRANCISCO

.

En medio de la alerta en Italia por el nuevo coronavirus -que ya provocó 12 muertos y más de 474 contagios- y paralizó a medio país, el Papa suspendió hoy por un resfrío su participación en una liturgia penitencial con párrocos en la Basílica de San Juan de Letrán, Roma.

El director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, confirmó a MEDIOS LOCALES que debido a “una leve indisposición” Francisco “prefirió quedarse en los ambientes cercanos a Santa Marta”, el hotel para eclesiásticos donde vive, en el Vaticano. “Los demás encuentros proceden regularmente”, dijo Bruni, en una frase que intentó despejar cualquier sospecha de gravedad o relación con el brote de coronavirus.

.

Ayer, pese a la alarma que hay en el país por una epidemia del nuevo coronavirus, que afectó principalmente al norte de Italia, Francisco, que cumplió 83 años el 17 de diciembre pasado y goza de buena salud, estuvo en la audiencia general de los miércoles, en la que como siempre saludó, abrazó y besó a niños.

Esta audiencia por primera vez en semanas tuvo lugar en la Plaza de San Pedro, al aire libre y no en el Aula Paulo VI y se cree que, como era una jornada muy ventosa y ya se le notaba la voz un poco tomada, pueda haberse resfriado entonces. También pudo haber tomado frío por la tarde, cuando celebró la misa de cenizas, que abre la Cuaresma, en la Basílica de Santa Sabina, en el barrio del Aventino, cuando también pudo percibirse que tenía la voz tomada.

.
.
.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.