langostas aergentina

#ALERTA #LANGOSTAS

Argentina intenta contener plaga de langostas que llega desde brazil atacando todos los cultivos a su paso, si esta plaga no se contiene en brasil en dos semana llegara a Perú, Colombia y Ecuador. ¡los agricultores deben prepararse!

El Ministerio brasileño de Agricultura declaró el jueves el “estado de emergencia fitosanitaria” en los estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina, para facilitar la adopción de medidas preventivas ante la eventual llegada de la plaga de langostas, que se localiza al norte de Argentina.

.

Argentina intenta contener la plaga que ingresó a fines de mayo desde Paraguay y que podría trasladarse hacia sus vecinos Uruguay o Brasil, según las autoridades de sanidad agroalimentaria.

.

La impresionante manga de langosta, que se ha desplazado ya por varias provincias argentinas, no constituye un riesgo para la salud humana ni animal, precisaron las autoridades, y hasta ahora no ha causado daño a los cultivos.

La plaga se ha desplazado ya a través de unos mil kms desde que ingresó a Argentina por la provincia de Formosa. Con capacidad para avanzar hasta 150 kms diarios, ha atravesado también las provincias de Chaco y Santa Fé, y se encuentra actualmente en Corrientes, en cercanías de Entre Ríos.

“Los equipos del Servicio nacional de sanidad y calidad agroalimentaria (Senasa) y la provincia de Corrientes se encuentran trabajando para detectar la ubicación actual de la manga, debido a que no hay un lugar preciso de la zona en donde descendió”, informó un comunicado.

En el caso de Brasil, la declaración de emergencia, con vigor por un año, le permite al Gobierno implementar un plan para la eliminación de la plaga, importar defensivos agrícolas, contratar brigadas para el combate al insecto y adoptar otras medidas de emergencia para proteger las áreas agrícolas de ambos estados, importantes productores de cereales.

“Prácticamente la manga no se ha movido por las bajas temperaturas, que las afecta notablemente”, indicó Héctor Medina, ingeniero agrónomo del Senasa.

.
.
.
.