Un cocodrilo de más de dos metros se acomodó en la piscina de una familia en Florida , Estados Unidos

.

A mitad de la noche, un fuerte ruido despertó a la dueña de la casa y cuando encendió la luz del patio se encontró con el animal.

Fue atrapado y será trasladado a un granja de cría de cocodrilos.