Voraz incendio consume la azotea de una legendaria iglesia al oeste de Filadelfia